Ecovivienda

Consejos, Recomendaciones, Ideas

Como Salir De La Pobreza Según La Biblia?

Como Salir De La Pobreza Según La Biblia
1- Cómo salir de la pobreza: Hablar, pedir y hacerlo bien – Algo que no enseña la misma biblia es que debemos, Y obviamente al primero que le debemos pedir es a Dios, pero este principio también se relaciona a las personas que nos rodean. No te imaginas la cantidad de oportunidades que has perdido por el temor de abrir tu boca y pedir.

  • Ahora, hay otra cosa que aprendemos en la biblia y es que muchas veces no sabemos pedir (Santiago 4:3).
  • Y como personas nos sucede, muchas personas en pobreza que piden pero no salen de ella porque no lo saben hacer.
  • Pedimos limosnas, algo para pagar las deudas de momento, nos conformamos con lo que le pedimos a nuestro tíos, padres, etc.

Cuando lo correcto es pedir lo necesario para emprender y salir adelante. En pocas palabras lo que te quiero enseñar es que no tengas miedo de abrir tu boca y pedir, pero saber hacerlo. ¿Qué vas a pedir? posiblemente dinero prestado, créditos, puede que colaboraciones, tal ves no dinero pero si el apoyo de alguna forma de un familiar, etc.

¿Qué dice Jesús de la pobreza?

La ‘amenaza’ de Jesucristo: ‘a los pobres siempre los tendréis con vosotros’ Jenny Torres Desde el año 1982 se ha establecido el 17 de octubre como el ‘Día internacional de la erradicación de la pobreza’. Este año son ya 38 años haciendo llamados y creando campañas que, si bien son importantes para mantener la mira en el centro del problema, no acaban de sembrar la necesidad de combatir la causa estructural: la generación de riqueza.

  • Evangelizados como hemos sido, a fuerza del ‘amor’ del cañón, pareciera que el mundo se resignó ante la amenaza de Jesucristo: ‘Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros; y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis’, Marcos 14:7.
  • Es como una resignación bíblica que ha sembrado que la pobreza ‘ES’ y no que se crea.

Y así el mandato de ‘les podréis hacer bien’ ha sido interpretado como la asunción de caridad que establece esa jerarquía entre ayudador y ayudado y que mantiene muy clara esa frontera, esa distinción y ese ‘distanciamiento social’ y económico eterno.

La más reciente encíclica papal FRATELLI TUTTI hace una interesante afirmación que bien le cabe a esa forma ridícula que se ha adoptado para ‘reducir la pobreza’: ‘no se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos.

Qué triste ver cuando detrás de supuestas obras altruistas, se reduce al otro a la pasividad’. Y así, siguiendo ese mandato bíblico, los propios organismos internacionales han promovido la institucionalización de la caridad disfrazada de tarjeta bancaria (los famosos programas de transferencia condicionada), entregando a ‘individuos-as entresacados-as’ (focalización individual que nos cuesta sacrificios presupuestarios cada vez) y la continua estigmatización, que siempre busca encontrar ‘el rey de los pobres’ para gratificarlo con una transferencia mensual, obtenida por méritos diversos que van desde:

Ser el más pobre entre los pobresTener una edad ‘x’ y estar en un curso ‘y’Haber tenido la osadía de envejecer pobreCualquier ‘novedad’ que se le ocurra a la dirección de turno del Gabinete de Políticas Sociales.

Esa transformación de las Políticas Sociales, que se ha convertido en ‘trending topic’ en América Latina y El Caribe, adquiere cada vez más ese tinte minimalista, que persigue únicamente la sobrevivencia de las personas y retira la visión de ejercicio de derechos, aumentando los espacios al mercado en el proceso de realización de los derechos fundamentales.

En este contexto tan adverso en el que se encuentra la humanidad, en donde muchas personas han apostado a que ‘seremos mejores después de la pandemia’, el tren del desarrollo no parece doblar. Así como CEPAL anuncia que tendremos nuevos pobres, Oxfam nos alerta que ‘desde el inicio de los confinamientos, a mediados de marzo, la riqueza de las personas multimillonarias de la región ha crecido un 17%, lo que equivale a 48,200 millones de dólares’.

¿Paradójico? No, es el ‘saludable’ intercambio mercantil que siempre ha funcionado así. La pandemia no nos hace mejores, la pandemia simplemente confirma y ratifica las relaciones inequitativas que rigen las fuerzas del mercado. Y eso no lo ha podido detener 38 años de conmemoración del Día internacional de erradicación de la pobreza.

  1. En este mismo periodo de pandemia han aparecido 8 nuevos multimillonarios en la región, es decir uno nuevo cada dos semanas.
  2. Resulta interesante el llamado del Papa Francisco en la citada encíclica FRATELLI TUTTI de este innombrable 2020: La encíclica, cuando habla del significado de la palabra solidaridad, expresa: ‘también es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, de tierra y de vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales.

Es enfrentar los destructores efectos del Imperio del dinero. La solidaridad, entendida en su sentido más hondo, es un modo de hacer historia y eso es lo que hacen los movimientos populares’. Esa ‘lucha contra las causas estructurales’ que plantea la encíclica supone re-interpretar la afirmación de Jesucristo (o adjudicada a): ‘a los pobres siempre los tendréis con vosotros’, asociado a su llamado a ‘hacer el bien’ como la solidaridad propuesta por el Papa que implica la ruptura estructural.

La pobreza no es un estado natural.No es posible la eliminación de la pobreza sin cuestionar la producción de la riqueza.Esa generación de riqueza escandalosa que produce pobreza, es posible en gran medida por un mercado laboral que atrapa el bienestar de la mayoría de la población: sin el establecimiento de reglas claras que privilegien la producción de bienestar ‘siempre habrá pobres entre nosotros’.

En República Dominicana, de acuerdo con las cifras arrojadas por la Tesorería de la seguridad social, en el año 2019, sin pandemia, apenas un 22.99% de las personas que trabajan y están registradas ganaban más de 25 mil pesos. ¿Frente a qué clase de mercado laboral está la República Dominicana? ¿Qué clase de bienestar se consigue en un país con tantas deficiencias en los servicios básicos? Empleados registrados en la Tesorería de la seguridad social según rango salarial

2019 2020 Frecuencia relativa 2019 Frecuencia relativa 2020
10 mil pesos o menos 705,790 309,103 31.49% 15.76%
10,001-15,000 469,817 708,532 20.96% 36.13%
15,001-20,000 405,099 320,918 18.07% 16.37%
20,001-25,000 145,327 126,584 6.48% 6.46%
Más de 25,000 515,415 495,810 22.99% 25.28%
2,241,448 1,960,947 100.00% 100.00%

Fuente: Tesorería de la seguridad social En el año 2020, la pandemia llegó a recrudecer la miseria existente (¿de qué otra forma se puede llamar cuando el 77% de la población registrada en la TSS gana menos de 25 mil pesos?). Sube a un 25.28% quienes ganan más de 25 mil pesos a costa de la pérdida de 280 mil empleos.

AcabarConLaPobreza no puede seguir centrándose en aumentar personas beneficiarias en el programa de solidaridad. Tiene que pasar por un proceso de acción conjunta y simultánea que fortalezca los servicios fundamentales (Salud, Educación, Vivienda Digna que incluye agua, electricidad, sanitario, etc.; Deporte, entre otros) bajo una mirada universal.

Es decir, debemos construir un diseño de Políticas Sociales que revierta los procesos de privatización de los derechos fundamentales e ir consolidando la garantía de la producción de la vida para todos y todas. Y a la vez el diseño e implementación de Políticas Económicas orientadas a fortalecer la producción sin fines de acumulación grotesca, de manera que el mundo del trabajo se convierta en esa extensión de la realización de la vida que siempre debió ser y que produzca bienestar en vez de pobreza.

El ojo para #AcabarConLaPobreza debe estar sobre el turismo, el sector financiero, la construcción, zonas francas, etc. Sectores que aportan al crecimiento del PIB produciendo riquezas pero que no se corresponden con las condiciones de protección y bienestar de sus trabajadores y trabajadoras. Las condiciones para emprender un camino hacia el cambio y el verdadero compromiso con las personas que nacen, crecen, se reproducen y mueren en la pobreza, debe pasar por una demostración clara de acciones, más que de palabras solemnes.

Esperamos ver señales a través de:

Reorientación del Gabinete de Políticas Sociales hacia lo que realmente debe ser, recuperando su misión de ente que garantice la acción conjunta de las instituciones que ejecutan derechos fundamentales.Un presupuesto realmente comprometido a luchar contra la privatización de los derechos y que fortalezca el sistema de salud pública, que garantice que la diferencia entre la vida y la muerte no sea el dinero. Que saque la vivienda del mercado y pueda hacer realidad ese derecho de habitar para ese 70% de la población que reside en viviendas con déficit habitacional.Una avanzada orientada de recuperar la educación del tránsito en donde está sumergida, atada de una forma que no logra reducir las brechas entre los estratos poblacionales. Hay que extirpar las intromisiones de las fundaciones y grupos privados que tienen influencias en las decisiones del ministerio al más alto nivel. El 4%, esa conquista de la población dominicana, tiene que servir para impulsar una educación pública, gratuita y de calidad. Que deje de reproducir la exclusión y la desigualdad.Un compromiso con la revisión de la línea de pobreza definida como indicador para ‘contar pobres’, que construye un ingreso ficticio de las familias y establece una línea de miseria. Esta vara más que evaluar pobreza, plasma una línea de cuasi muerte dentro de la que apenas se sobrevive.Debe eliminarse la duplicación de gastos que hace el Prosoli (84 millones en 2020 para la encuesta del Índice de Pobreza Multidimensional) para medir por su lado la pobreza, usurpando acciones de la ONE y del Mepyd.Una discusión integral sobre producción y mundo del trabajo que supere el revisionismo del código laboral con la pretensión de regatear derechos adquiridos. El mercado laboral tiene que dejar de ser un instrumento de acumulación para un pequeño porcentaje de la población y debe orientarse a una generación de bienestar que supere el canal de sobrevivencia que es hoy día.Una ampliación de la participación, real y efectiva de los sectores empobrecidos. Basta ya de espacios con los seres que se entienden ‘superiores’, que se entienden dueños de lo público y dan pie a contubernios y procesos de corrupción que termina afectando a la gente más empobrecida.

Acabar con la pobreza, como bien dice la encíclica papal, pasa por dejar atrás la caridad como política social, cuestionar las estructuras de acumulación y sacar del mercado los derechos de la gente. De no ser así, seguirá cumpliéndose la ‘amenaza’ de Jesucristo y siempre tendremos pobres entre nosotros.

¿Cuál es la raíz de la pobreza?

Las causas de la pobreza en el mundo Para poder luchar contra la pobreza en el mundo debemos conocer bien sus orígenes y causas. La pobreza en el mundo tiene diversas causas: el colonialismo, la esclavitud, la guerra, las invasiones. Y, además, existen diferentes factores que contribuyen a que perdure en el tiempo una situación de carencia extrema de recursos vitales.

En este sentido, podemos afirmar que la indiferencia de los países del Norte hacia los problemas de los países del Sur es uno de los factores que ha provocado la pobreza de estos territorios. Esta falta general de interés hacia sus preocupaciones contrasta con la desazón que la gente de los países ricos experimenta en referencia a las catástrofes humanas y materiales que ocurren en los estados vecinos.

Por poner un ejemplo, seguramente no estaríamos hablando de unos índices tan elevados de pobreza en el mundo si el mundo desarrollado hubiera reaccionado diligentemente a la hora de ayudar en catástrofes naturales, como la del terremoto de Haití de 2010.

Otro factor claramente determinante de la pobreza en el mundo es el actual modelo comercial que aplican muchas de las grandes empresas multinacionales, porque su proceder no ayuda al desarrollo de los países pobres, ya que las empresas del primer mundo utilizan los trabajadores y los productores locales como mano de obra barata y como proveedores de materias primas a bajo coste.

Esta inversión en los países del Sur, que bien podría ser el motor de su desarrollo, se acaba convirtiendo en una nueva causa de la pobreza de estos países. Esto es lo que algunos autores como Arghiri Emmanuel o Samir Amin definen como intercambio desigual, relación en la que un país percibe más valor que el que entrega a otro país.

  • Una situación que no se llegará a solucionar hasta que, tal y como apuntan Emmanuel y Amin, no se constituya un valor mundial que convierta las relaciones comerciales en efectivamente equivalentes,
  • Queda claro pues que las más determinantes causas de la pobreza en el mundo son debidas a las prácticas de los países del Norte, que miran sólo por sus propios intereses y enriquecimiento y no ponen interés en conseguir un mundo mucho más justo y sin desigualdades.

: Las causas de la pobreza en el mundo

¿Qué dice la Biblia del espíritu de pobreza?

DEVOCIONAL: ¿QUIÉN ES UN POBRE EN ESPÍRITU? Lectura Bíblica Mateo 5:1-3. Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mateo 5:3). ‘Makarios oi ptojos to pneumatic, oti auton estin e basileia ton ouranon’ Esta es la primera de las ocho bienaventuranzas que nuestro Señor enseñó a sus discípulos en el conocido Sermón del Monte.

Ya que la palabra bienaventurado en griego significa dichoso o feliz, es importante establecer que las bienaventuranzas (Makarios) nos presentan un marcado contraste entre la felicidad según Dios y la felicidad según el mundo. Asimismo, el otro aspecto a considerar en el estudio de las bienaventuranzas es que estas nos presentan las diferencias entre un cristiano y un incrédulo.

Es decir, son una descripción del carácter cristiano que inevitablemente contrasta con el carácter del mundo. Ahora bien, para entender esta primera bienaventuranza, debemos descartar algunas ideas erróneas acerca de lo que significa pobre en espíritu.

  1. Y para eso, es necesario responder ¿Quién no es un pobre en espíritu? Un pobre en espíritu no es alguien con baja estima ni una persona callada e introvertida.
  2. Tampoco se refiere a las personas que sufren y ni las que son oprimidas, rechazadas y abusadas.
  3. Por qué todas estas situaciones también las experimentan los incrédulos y el Señor nunca alabaría al mundo por sus miserias.

La palabra pobre en griego se escribe (oi ptojos) y comunica la idea de mendigo, pordiosero y desamparado. Esta palabra denota una pobreza absoluta y pública. Con esto en mente y la distinción que hace nuestro Señor al decir ‘pobres en espíritu’, queda claro que no estamos hablando de una pobreza material o terrenal, sino una espiritual.

  • Entonces, ¿Quién es un pobre en espíritu? (to pneumatic) Es una persona que reconoce su miseria espiritual en la presencia de Dios.
  • Un pobre en espíritu es quien sabe que esta arruinado espiritualmente cuando estamos sin Dios.
  • Es quien que está desprovisto de toda virtud y reconoce su pobreza total ante el Señor.

‘Se refiere a la profunda humildad de reconocer la absoluta bancarrota espiritual de sí mismo, cuando estamos apartados de Dios’, Los pobres en espíritu exhiben una genuina humildad y están despojados de todo orgullo. A partir de aquí entendemos que el pobre en espíritu no confía en sí mismo, más bien procura la gracia y la misericordia con desesperación.

Esto contrasta con el espíritu del mundo que nos dice: Confía en ti. El pobre en espíritu tampoco se jacta de sus progresos ni de sus logros y al reconocer su bajeza, mira a los demás como superiores. Estos son los bienaventurados. Estos son dichosos. Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos (Mateo 5:3).

como salir de la POBREZA segun la BIBLIA

Las Escrituras nos muestran esta clase de humildad en varios hombres del pueblo de Dios. Desde Moisés quien no se atrevió a continuar hacia la tierra prometida si Dios no iba con él (Éxodo 33:15). También Isaías reconoció con terror su inmundicia mientras contemplaba la visión de Dios en Su trono (Isaías 6) y hasta el mismo Pedro quien sobrecogido por su pecaminosidad, se postró humillado ante el Señor (Lucas 5:8).

  1. Todos ellos reconocieron su miseria espiritual, todos ellos fueron hombres humildes y dependientes de la gracia divina.
  2. Ellos fueron pobres en espíritu.
  3. Pero la bienaventuranza termina con la promesa: porque de ellos es el reino de los cielos ((Mateo 5:3) (oti auton estin e basileia ton ouranon’).
  4. Es decir que solo aquellos que entienden su condición pecaminosa y reconocen su ruina espiritual son quienes se acercan humillados a Dios y son recibidos en Su reino.
See also:  Que Significa 444 En La Biblia?

Mi oración es que Dios abra nuestros ojos y nos de entendimiento de nuestra bancarrota espiritual cuando estamos sin él. A nosotros los creyentes, que esa convicción nos haga más humildes, sencillos y dependientes de él. Si no eres cristiano, que al entender tu pobreza espiritual puedas correr a Dios en fe y arrepentimiento, y pedirle, cual desamparado, que te otorgue el perdón de tus pecados y el don de la vida eterna. : DEVOCIONAL: ¿QUIÉN ES UN POBRE EN ESPÍRITU?

¿Qué hace Dios por los pobres?

Belén: la opción de Dios por los pobres – Año a año la Navidad nos impacta con el nacimiento de un niño pobre. En torno a Él, celebramos el misterio de la salvación escondido en la sencillez del pesebre y nos recuerda cuántos niños vienen al mundo en condiciones semejantes a la de Jesús en Belén.

  • La Navidad encierra un misterio profundo y único que, muchas veces entre tantos afanes, pasamos por alto: Dios mismo se hace pobre en Jesús e irrumpe en la historia desde este lugar pequeño y sencillo.
  • El nacimiento de Jesús tiene sentido porque Dios ama a los pobres, repudia la pobreza injusta y se honra de los que, como su Hijo, se empobrecen para enriquecer a los más necesitados.

La invitación es a compartir con los que no tienen y a celebrar con sentido, pero también a descubrir la razón de este actuar en la forma de ser de Dios para ir haciendo de la Navidad nuestra forma de ser. La opción preferencial por los pobres sostenida por las conferencias generales del Episcopado latinoamericano de Medellín, Puebla, Santo Domingo, ‘ratificada y potenciada’ por Aparecida (396) y tema central de la Teología de la liberación, tiene un fundamento teológico.

La Teología de la Liberación ofreció a la Iglesia una reflexión que situó al pobre como lugar teológico, lugar privilegiado de manifestación y encuentro con Dios, e hizo conciencia respecto de esta opción como necesaria e inherente al Cristianismo. Sin embargo, el debate que esta teología suscitó al interior de la Iglesia y las afinidades de algunos de sus teólogos con cierto tipo de marxismo, no sólo redundaron en acusaciones que desprestigiaron esta opción, sino que hicieron pensar que ella era asunto sólo de esta teología.

Fue más por intenciones políticas que teológicas, que se vinculó a ambas con el marxismo. En los comienzos de la Teología de la Liberación su proclamación del pobre como lugar teológico, nace como respuesta a la necesidad dolorosa y evidente realidad de los pueblos latinoamericanos, más que de una reflexión teológica del ser de Dios.

Este ‘gemido’ de pueblos pobres y oprimidos, el dolor y desesperanza de su gente, obligó a un grupo de teólogos sensibles a esta realidad, a repensar aspectos importantes de la teología, de manera que ésta condujera a un proceso de liberación, dando así respuestas de sentido a la situación de los creyentes en Latinoamérica.

Muy probablemente el origen de la formulación de esta opción, la urgente necesidad de respuesta (el ‘desde abajo’), y no desde el fundamento (el ‘desde arriba’), se encuentra entre las causas que la conflictuaron. Me parece necesario, entonces, remontar la opción preferencial por el pobre a Dios mismo y avanzar de este modo por el camino de lo que la misma Teología de la Liberación pretendió: afirmar este núcleo como esencial a la fe, arraigándolo en el fundamento que es Dios, para mostrar, más allá de los aspectos perfectibles o derechamente discutibles de esta Teología, que la opción por el pobre es la opción cristiana(1).

  • Dios, pobre La opción preferencial por el pobre manifiesta primera y fundamentalmente la gratuidad del amor de Dios: es Dios quien se revela, quien habla, quien salva, quien elige, quien toma la iniciativa.
  • Pero al mismo tiempo, expresa una ‘cualidad’ del pobre que le hace lugar privilegiado de la manifestación de este amor.

Si afirmamos que lo que Dios revela, es lo que Él mismo es, es decir, si creemos que en Jesús se nos ha revelado Dios y que esta revelación no nos enseña fundamentalmente normas, comportamientos o una moral, sino que nos muestra quién y cómo es Dios, entonces, el ser y hacer de Jesús no son una especie de anexo coyuntural o histórico, sólo un medio de revelación, sino Dios mismo, mostrándose, hablando, amando.

Es en Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, donde radica la posibilidad de fundar la opción preferente por el pobre de manera sólida, permanente y consistente, no sólo como una respuesta a las coyunturas sociales de su época o de la nuestra o como una reivindicación social de la Teología de la Liberación, sino fundamentalmente como una consecuencia del ser de Dios revelado en Jesús y, por esto, como la identidad propia de los creyentes, una realidad sin la cual no se puede ser cristiano.

Ya desde las primeras formulaciones de los dogmas del Cristianismo(2), la teología y la fe de la Iglesia han recorrido el arduo camino de desentrañar esta realidad mistérica e insondable de que en Jesús de Nazareth Dios ha dicho todo lo que quería decir al mundo y que en Él, Dios se ha revelado a sí mismo.

  • Dios se ha dado a conocer en Su Hijo hecho hombre; lo que el Padre es, se nos ha revelado en Jesús.
  • Esta fe que tantas veces hemos afirmado y proclamado, sigue necesitando de una inteligencia acorde a los signos tiempos que con renovado ardor y método pueda ir explicitando y clarificando a los creyentes de nuestro tiempo este núcleo asombroso y fundamental de nuestra fe.

El abajamiento ( kénosis ) del Verbo, tan bellamente expresado en el himno a los filipenses (2, 5-11) y tan significativo en los brazos de María en Belén, revela este hacerse pobre de Dios mismo. El dogma trinitario ha afirmado que en cada una de las personas trinitarias, Padre, Hijo y Espíritu, está todo Dios.

Es decir, que Dios no se encuentra dividido en tres, sino que todo Dios se realiza en las tres personas. De esta forma, la kénosis del Hijo, es la kénosis de Dios. Este ‘darse’ o despojarse de sí mismo en las palabras de la carta a los Filipenses, es consecuencia de lo que Dios mismo es: Dios Padre que da todo de sí al Hijo, Dios Hijo que recibe todo del Padre y que juntamente dan todo de sí al Espíritu, que recibe todo del Padre y del Hijo.

El Espíritu, es en este sentido el totalmente pobre, el que todo lo recibe y es por esto el Don de Dios. Y, es este don del Espíritu, Dios mismo dándose completamente a cada uno de nosotros que, por una parte, pone al descubierto nuestra pobreza y, por otra, la remedia en la medida que nos mueve a amarnos gratuita y solidariamente unos a otros.

La pobreza impuesta o elegida Jesús nace en un establo en Belén, come con pecadores y sana a los enfermos y marginados, muere en la cruz. Él es el Siervo de Yahvé. Jesús eligió hacerse pobre y despojarse de algo que tenía, su forma de Dios (cfr. Fil 2, 6). Existió en él una opción libre por la pobreza. Esta carencia fue considerada por Jesús como algo positivo, como algo querible, deseable.

Más aún, Jesús pide hacerse pobre por el Reino como un requisito para seguirlo, para ser su discípulo (cf. Mc 10,17-27), Los pobres y Jesús tienen una sintonía especial. Pero la pobreza en el Evangelio tiene distintas acepciones. Por una parte, mirada desde Jesús no se trata de una realidad simplemente socio-económica a superar.

  1. En el pobre, en el marginado, en el distinto, en el leproso, en el discapacitado, existe una dignidad particular con la que Jesús se identifica y que debemos redescubrir en cuanto configura la identidad cristiana.
  2. Por otra, Jesús se hace eco de la denuncia profética del Antiguo Testamento de la injusticia contra el pobre, la viuda y el huérfano, los marginados de la sociedad, denunciando la opresión y anunciando la liberación y la justicia (cfr.

Lc 4, 18-19). La cuestión entonces tiene que ver con esta delicada articulación que se hace necesaria tanto en la vida personal, en el servicio, el apostolado, y al momento de la elaboración de políticas públicas o de encargase estructuralmente del problema de la miseria.

  1. ¿De qué manera superar la pobreza y seguir siendo, en este sentido, pobres? ¿Qué es lo que se debe superar y qué aquello con lo que Jesús se identificó? El ejercicio de la libertad de Jesús ilumina el discernimiento que nosotros hacemos para elegir como él lo haría en nuestro caso.
  2. Como el Hijo, que siendo Dios elige despojarse de su forma divina y abajarse a la condición humana, así el hombre debe poder elegir esta manera de vivir y de ser.

Aunque las necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación etc. estén cubiertas, ‘elijo’ vivir como los despojados. Esta elección tiene que ver con la manera de ser de Jesús y con la forma de ser de Dios, que son de este modo y no otro, porque es esta pobreza la que permite y facilita las condiciones de realización de la vocación del hombre a crear un mundo fraterno y justo, fruto de la comunión en el amor.

Pobreza y comunión Hemos sido hechos en y para la comunión, a imagen de Dios que es comunión de amor, Padre, Hijo y Espíritu. En y para la comunión con Dios y con nuestros hermanos, ‘hombre y mujer los creó’ (Gen 1,27). La comunión necesita y se funda en la pobreza. En el vaciamiento de sí que, por amor, se transforma en donación de sí a otro.

Para estar en comunión debemos necesitarnos unos a otros y para necesitarnos, debemos dejar espacio a la necesidad, no estar llenos, satisfechos de nosotros mismos. Cuando estamos ‘llenos de nosotros mismos’, satisfechos, ocupados en hacer y cuidar lo que hemos hecho, no hay espacio para la necesidad de otro, para la necesidad de Dios.

Así, la pobreza evangélica a la que nos invita Jesús no consiste fundamentalmente en el abandono de cosas materiales sino en una forma de vida abierta, vacía de sí misma, donada, en la que la renuncia al exceso, en este sentido a lo superficial, a lo no necesario, se convierte en testimonio, anticipo y condición de la verdadera pobreza de la comunión.

Por esto, la opción preferencial por el pobre es una opción por la verdad de lo que el hombre es, por la verdad de la comunión a la que estamos llamados y que realiza la plenitud del ser humano. La condición de pobre es así, una condición sine qua non para la realización de aquello a que el hombre está llamado a ser.

  1. La pobreza en cuanto realidad material facilita un ambiente de solidaridad y comunión, así como la riqueza facilita un ambiente de egoísmo e individualismo.
  2. No se trata de realidades taxativas, que sólo favorezcan comunión o individualismo, sino de condiciones que facilitan esto o lo otro.
  3. De aquí la constante advertencia de Jesús sobre el peligro del mundo y sus riquezas y, por otra parte, la afirmación del ‘potencial evangelizador de los pobres’ de Puebla(3).

Por esto Jesús tiene una sintonía especial con los pobres. Con ellos se mueve y respira la necesidad, la solidaridad, el vaciamiento de sí mismo que le son comunes a la experiencia con Su Padre. De aquí la afirmación del teólogo Gustavo Gutiérrez del ser pobre como ‘una forma de vivir, de pensar, de amar, de orar, de creer y esperar, de pasar el tiempo libre, de luchar por su vida'(4).

  1. Algunas conclusiones La forma pobre de vivir, amar, pensar y existir se encuentra más fácilmente asociada a la pobreza material que obliga a vivir en solidaridad, fraternidad y comunión.
  2. La superación de la pobreza, entonces, requiere de un profundo discernimiento de los ámbitos a superar y de aquellos que es necesario preservar.

Al momento de reflexionar acerca de las políticas públicas, de las intervenciones sociales y de cualquier esfuerzo por combatir la pobreza causada por la distribución injusta de los ingresos, los malos salarios o las políticas económicas deficientes, debe tenerse siempre en cuenta la dignidad del pobre, la capacidad de ser a su escala constructor de la sociedad y de contribuir a ella con los valores que su propia experiencia de pobreza le ha dado para humanizarnos.

  • La venida Jesús altera el ordenamiento valórico tanto de su sociedad como de la nuestra, poniendo al pobre y marginado en un lugar preferente y escogiendo la humillación de la cruz como medio de salvación.
  • La molestia de este reordenamiento, de lo vivido y enseñado por Jesús fue evidente en su tiempo y sigue siéndonos incómoda porque denuncia la fe hipócrita.

Es más fácil poner la confianza en el dinero, en la inteligencia y en la gestión especializada. Pero el soplo del Espíritu, que recibe todo del Padre y del Hijo, el Espíritu de Jesús que anima a los pobres a la comunión y a la solidaridad, es incómodo.

La opción por los pobres ha sido muchas veces sometida a sospecha y rechazada, como fueron rechazados los profetas de Israel, el mismo Jesús y los que hoy continúan siendo profetas, anunciando y denunciando que la pobreza no es un tema simplemente político o social, sino que habla de la enfermedad de una sociedad y requiere una conversión del corazón y la aceptación de un reordenamiento de la vida.

Notas (1) Benedicto XVI, en el Discurso Inaugural de la conferencia e Aparecida, afirma: ‘la opción preferencial por los pobres está implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se ha hecho pobre por nosotros, para enriquecernos con su pobreza (2 Cor 8,9)’.

Más sobre esta materia se puede encontrar en el capítulo 8 del Documento Conclusivo. (2) El primer Concilio Ecuménico de Nicea (325), con la afirmación de la consubstancialidad del Padre y el Hijo; y del Concilio de Calcedonia (381), con la afirmación de la unión hipostática. (3) Conferencia de Puebla: ‘El compromiso con los pobres y los oprimidos ha ayudado a la Iglesia ha descubrir el potencial evangelizador de los pobres, en cuanto la interpelan constantemente, llamándola a la conversión y por cuanto muchos de ellos realizan en su vida los valores evangélicos de solidaridad, servicio, sencillez y disponibilidad para escoger el don de Dios’ (1147).

(4) Gutiérrez Gustavo, ‘Pobres y opción fundamental’, en Jon Sobrino e Ignacio Ellacuría (eds.) Myterium Liberationis, Tomo I, Trotta, Madrid, 1990, p 305.

¿Quién le da al pobre le presta a Dios?

17 A Jehová presta el que se a apiada del pobre,y él le recompensará por su buena obra.18 a Corrige a tu hijo mientras haya esperanza,mas no se altere tu alma para destruirlo.

See also:  Que Significa El Número 22 En La Biblia?

¿Por qué es tan difícil salir de la pobreza?

Los servicios cruciales para salir de la pobreza son: educación, vivienda, salud, agua potable, electricidad, retiro, por mencionar algunos. Todos estos se encarecen cada año, lo que imposibilita a cada vez más personas tener lo mínimo para tener una vida saludable.

¿Qué quiere decir la pobreza está en la mente?

Una cierta pobreza mental, por Norbert Bilbeny Lo que más molesta es que se dude de nuestra inteligencia. Más que de nuestra identidad y nos llamen Toni si somos Edu. Porque quien más quien menos es, más o menos, inteligente. Y digamos que la inteligencia en bloque ha avanzado desde los albores de la humanidad.

  • Los filósofos decimos que la inteligencia es todavía poca, mientras que los científicos descubren lo maravillosa que es y sus muchas posibilidades.
  • Pero unos y otros coincidimos en que, pese a los avances –estamos ya pisando Marte–, la inteligencia humana es limitada.
  • Motivo por el cual los extraterrestres no se interesan por nosotros y nosotros sí por ellos.

La inteligencia interior bruta del planeta ha crecido exponencialmente. Somos cada vez más inteligentes. Pero la inteligencia parece estar creciendo en relación inversa a nuestro contenido mental. La riqueza mental presenta una curva descendente. Como humanidad nos hacemos más inteligentes, pero como individuos más pobres mentalmente.

  1. No es lo mismo inteligencia que calidad mental.
  2. El robot es inteligente y puede hacer una operación mejor que un cirujano.
  3. Pero el robot puede ser un zopenco a las órdenes de un humano zopenco y hacer un ­estropicio con nuestro cuerpo o nuestra mente.
  4. Observamos pobreza mental cuando la gente lee pero no asimila lo que lee.

Se ríe, pero se ríe sólo de tonterías. Vive en sociedad, pero es asocial. Se nota la pobreza mental en la poca curiosidad por el saber, la pérdida de la ironía, la escasez de cortesía y educación social. Un antiguo rector de la Complutense nos contaba preocupado que en las casas de sus colegas economistas veía cada vez menos libros.

Formamos buenos economistas, y otros profesionales, pero a menudo poco diestros para aplicar su saber en el despacho o el laboratorio. Falta visión de las cosas, criterio para elegir, aptitudes de expresión y socialización. En el trabajo, como en la vida, hay que saber percibir y resolver situaciones imprevistas y/o complejas.

Pero a nuestra inteligencia le va faltando riqueza mental para afrontarlas. Nos perdemos en las tres V: visualidad, virtualidad, velocidad. ¿Qué hay de lo profundo, lo sutil, lo coloquial? Como profesor puedo atestiguar la inteligencia de los estudiantes, pero su difi­cultad para leer un libro entero o su asombro cuando se recomienda comprarlo.

¿Cómo se puede saber si una persona es pobre?

Análisis de componentes principales : Técnica estadística que permite reducir diversos factores a una sola dimensión, a partir de combinaciones lineales entre ellos. Esto permite ordenar las variables de observación y generar estratos de clasificación que faciliten la comprensión del fenómeno estudiado.

Esta técnica es la que utiliza el CONEVAL para elaborar el Índice de Rezago Social, así como el Consejo Nacional de Población (CONAPO) para la construcción del Índice de Marginación. Canasta Alimentaria: Conjunto de alimentos cuyo valor sirve para construir la línea de bienestar mínimo. Éstos se determinan de acuerdo con el patrón de consumo de un grupo de personas que satisfacen con ellos sus requerimientos de energía y nutrientes.

Coeficiente de Engel: Es la razón del gasto en alimentos entre el gasto total que realizan los hogares. Expresa cuánto del gasto total corresponde a gasto en alimentos. Incidencia : Es el porcentaje de la población o de un grupo de población específica que padece algún tipo de carencia económica o social.

Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP): Índice que muestra trimestralmente la tendencia de la proporción de personas que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo. Si el índice sube, significa que aumenta el porcentaje de personas que no pueden comprar una canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo.

Índice de Privación Social: Índice construido para cada persona a partir de la suma de los seis indicadores asociados a las carencias sociales. Es decir, es el número de carencias que tiene una persona (rezago educativo, acceso a los servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a los servicios básicos de la vivienda, y acceso a la alimentación).

  • Intensidad de la pobreza extrema: Se define como el producto de la incidencia de la pobreza extrema (porcentaje de población pobre extrema) y la proporción promedio de carencias sociales de la población pobre extrema.
  • Intensidad de la pobreza: Se define como el producto de la medida de incidencia de la pobreza (porcentaje de población pobre) y la proporción promedio de carencias sociales de la población pobre.

Intensidad de la privación de la población con al menos una carencia: Es el producto de la medida de incidencia (porcentaje) de la población que tiene al menos una carencia social y la proporción promedio de carencias de esa población. Línea de pobreza por ingresos: Valor monetario de una canasta de alimentos, bienes y servicios básicos.

Ver el valor de la canasta

Línea de pobreza extrema por ingresos: Valor monetario de una canasta alimentaria básica.

​ Ver el valor de la canasta

Metodología de imputación de ingresos: Combina la información censal con información de encuestas, las cuales se levantan para una muestra de la población con información detallada, por ejemplo, la encuesta sobre los ingresos. A este tipo de metodologías también se les conoce en la bibliografía estadística como estimación para áreas pequeñas (véase Elbers, Chris, Lanjouw, J.O., y Lanjouw, P.

(2003) ‘Micro-Level Estimation of Poverty and Inequality’. Econometrica 71(1), pág.355-364). No pobres y no vulnerables: Aquella población cuyo ingreso es superior a la línea de bienestar y que no tiene ninguna de las carencias sociales que se utilizan en la medición de la pobreza. Pobreza: Una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Pobreza extrema: Una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias, de seis posibles, dentro del Índice de Privación Social y que, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo. Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

  1. Pobreza moderada: Es aquella persona que siendo pobre, no es pobre extrema.
  2. La incidencia de pobreza moderada se obtiene al calcular la diferencia entre la incidencia de la población en pobreza menos la de la población en pobreza extrema.
  3. Pobreza multidimensional: Es la misma definición de pobreza descrita en este mismo glosario, la cual se deriva de la medición de la pobreza en México que define la Ley General de Desarrollo Social.

La palabra multidimensional se refiere a que la metodología de medición de pobreza utiliza varias dimensiones o factores económicos y sociales en su concepción y definición. PovMap: Paquete de cómputo de acceso libre elaborado por el Banco Mundial que permite combinar la información de encuestas y de censos para generar estimaciones de pobreza por ingresos y de concentración en la distribución del ingreso para áreas pequeñas.

Disponible en http://iresearch.worldbank.org/PovMap/ Pobreza por ingresos: Estimaciones realizadas anteriormente para la medición de la pobreza. Estas estimaciones cambiaron debido a que la Ley General de Desarrollo Social pide que la medición de la pobreza en el país se lleve a cabo con un enfoque multidimensional.

La pobreza por ingresos consiste en comparar los ingresos de las personas con los valores monetarios de diferentes líneas alimentaria, capacidades y patrimonio:

Pobreza alimentaria: Incapacidad para obtener una canasta básica alimentaria, aun si se hiciera uso de todo el ingreso disponible en el hogar para comprar sólo los bienes de dicha canasta. ​Pobreza de capacidades: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir el valor de la canasta alimentaria y efectuar los gastos necesarios en salud y educación, aun dedicando el ingreso total de los hogares nada más que para estos fines. Pobreza​ de patrimonio: Insuficiencia del ingreso disponible para adquirir la canasta alimentaria, así como realizar los gastos necesarios en salud, vestido, vivienda, transporte y educación, aunque la totalidad del ingreso del hogar fuera utilizado exclusivamente para la adquisición de estos bienes y servicios.

Vulnerables por carencias sociales: Aquella población que presenta una o más carencias sociales, pero cuyo ingreso es superior a la línea de bienestar. Vulnerables por Ingresos: Aquella población que no presenta carencias sociales pero cuyo ingreso es inferior o igual a la línea de bienestar.

Infor​me de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018​ ​ Sitios relacionados​

¿Cuáles son las ventajas de la pobreza?

Como bien es sabido, ‘ser rico’, tener patrimonio, tener una elevada calidad de vida y una buena educación, requiere de un costoso estilo de vida, una serie de responsabilidades y una lista enorme de obligaciones. – Sin embargo, h ay personas que se niegan a adoptar este ritmo de vida.

  1. Y todo gracias al increíble sistema de creencias, que tal vez no aceptan que lo tienen, pero intrínsecamente lo siguen, porque les gusta estar en la zona de confort.
  2. Y es válido, cada persona decide cómo vivir y qué hacer durante su estancia en este planeta.
  3. Conozco personas que provienen de familias campesinas, gente trabajadora, que al paso de los años, adoptaron una economía solvente y sustentable, gente que llegó a tener una buena posición económica y al paso de un tiempo, perdieron el patrimonio.

De lograr tener una vida cómoda, decidieron derrochar su dinero y bienes, y ¿Cuál fue el factor que los motivó a rechazar todo lo bueno que habían logrado? ‘Que no se adaptaron al nuevo estilo de vida’ Cuando la carga de responsabilidades no es compatible con lo que creemos y pensamos, inconscientemente hacemos todo para soltar y mantener nuestro anterior ritmo de vida.

El pensamiento es tan fuerte que preferimos ver el lado positivo y así es como surgen las ventajas de ser pobre: 1. No tendrás preocupación por enormes deudas. Las instituciones financieras no le prestan dinero a las personas que no ingresan grandes sumas de dinero. Y los vendedores de productos caros, no tocarán tu puerta.2.

Te evitarás estar pagando seguros innecesarios. Las personas deben de asegurar su patrimonio y cuando eres solvente (o sea que tienes dinero) estás en el ojo de los asesores, representas una cifra para ellos. Entre más tienes, más costoso es el seguro que pagas.3.

  1. No tendrás que preocuparte por las tasas de interés de las tarjetas o préstamos bancarios.
  2. Cuando el ingreso es bajo, los mejores préstamos se niegan.
  3. Así podrás dormir sin preocupación.4.
  4. Una crisis económica no te afecta porque no hay bienes que perder.
  5. Cuando la bolsa o el dólar cae, los inversionistas tiemblan porque pierden dinero.

En cambio alguien que no cuenta con grandes sumas de dinero, solo se preocupa por el aumento de los precios en su zona.5. Evitas grandes dolores de cabeza con el Servicio de Administración Tributaria, si ganas poco, no tienes grandes impuestos que pagar.

  • Tener casa propia, tienes que pagar el predial e impuesto en caso de rentarla.
  • Tener auto, pagas la tenencia, el refrendo o cambio de placas.tener inversiones, hay que aportar una parte al impuesto.
  • Adquirir un artículo de alto costo, hay que declararlo y pagar impuestos.6.- Te evitas de conflictos por la creación de una empresa.

Al no contar con el dinero, no es posible emprender un negocio, sin embargo, eso te evitará estresarte con el pago de contador, de abogado y registros de marca, denominación y publicidad. Estas son las 6 ventajas de ser alguien de bajos recursos económicos.

  1. Como te puedes dar cuenta, todo apunta a tener menos responsabilidades, lo que da como resultado una vida menos tensa y más cómoda.
  2. En nuestro país, México, se pueden apreciar los diferentes niveles de pobreza, hay quienes se esfuerzan por salir adelante y buscan un mejor trabajo, migran a USA o Canadá para ganar un poco más en dólares, otros prefieren emprender negocios desde sus casas, también hay quienes tienen dos empleos y una actividad extra que les genera dinero.

Sin embargo, nos vamos a encontrar con un grupo de personas, que no hacen algo por salir a delante, que todo el tiempo se están quejando, por que no les gusta trabajar, porque prefieren dedicarse a obtener las cosas fáciles y prefieren vivir en las peores condiciones.yo respeto la decisión de cada quien, y entiendo que hay escasez de empleo y carencia de creatividad emprendedora.

Se perfecto que la pobreza no es una elección, ¿Quién elegiría ser pobre? Nadie. Para mí, no hay ventaja alguna en estar sin riqueza. Estas ventajas fueron creadas por el pensamiento capitalista, no las vas a encontrar como tal en los libros, ya que vienen intrínsecas en las leyes que rigen la economía.

Si bien es cierto que al no poseer riqueza te evitas procesos y obligaciones engorrosas, las cuales puedes hacer frente acercándote a las personas adecuadas o bien estudiando por tu cuenta un poco, en internet encuentras suficiente información. Si realmente quieres progresar, tener una vida con lo necesario, tener un hogar propio, tener alimento, tener calzado y vestido, tener descanso, viajar y descubrir lugares nuevos.es necesario comenzar a cambiar tu sistema de creencias.

  1. Que estas 6 ventajas de ser pobre no te persuadan, porque al final de cuentas, todo recae en evitarte obligaciones y responsabilidades.
  2. Sigue trabajando en adquirir conocimiento, no te desanimes, jamás lo hagas.
  3. Especialízate en un oficio o profesión.
  4. Si bien es cierto que el gobierno influye en las políticas de nuestro país, es momento de que dejes de culpar y comienza a crear, no te desgastes.

Pero sobre todas las metas que te establezcas recuerda tus raíces, actúa positivo, con humildad y gratitud. Ser pobre no significa ser malo, ser mal educado, ser alguien sin valor. Claro que no. Ser pobre es una condición diferente que nos obliga e impulsa a crear un mejor país.

¿Qué quiere decir a los pobres siempre los tendréis?

Homilía improvisada del Papa – ‘Termina con una observación el evangelio: ‘Decidieron matar también a Lázaro’. Hemos visto los pasos de la tentación (seducción, crecimiento, contagio y justificación). Pero hay otro paso. Sigue adelante. No se detiene. No tenían suficiente con dar la muerte a Jesús, sino también a Lázaro’.

‘Querría detenerme sobre una palabra de Jesús. Seis días antes de la Pascua. María hace este gesto de contemplación. Marta servía y María abre la puerta a la contemplación. Y Judas piensa en el dinero. Piensa en los pobres. Pero no por que le importasen, sino porque era un ladrón. Y se ocupaba de la caja’.

‘Esta historia del administrador infiel es siempre actual. Incluso a alto nivel. Pensemos en algunas organizaciones humanitarias que tiene tantos empleados y con una estructura con mucha gente. Al final, llega a los pobres el 40% porque el 60% es para pagar el sueldo de la gente’.

  1. La respuesta de Jesús: ‘A los pobres los tenéis siempre con vosotros’.
  2. Es una verdad.
  3. Los pobres están aquí.
  4. Hay muchos.
  5. Hay los pobres que vemos, pero la gran cantidad de pobres son los que no vemos, los escondidos.
  6. Y nos lo vemos porque entramos en la cultura de la indiferencia, que es negacionista’.
  7. No son tantos, no se ven, hay algún caso.siempre disminuyendo la realidad de los pobres.
See also:  Personajes De La Biblia Que Tuvieron Desanimo?

Pero son tantos, tantos.Hay asimismo una costumbre de ver a los pobres como los ornamentos de una ciudad. Como algo normal, que es parte de la decoración de la ciudad tener pobres’. ‘La gran mayoría son los pobres víctimas de las políticas económicas y financieras.

Algunas estadísticas recientes hacen este resumen: Hay muchísimo dinero en manos de unos pocos y muchísima pobreza en muchos. Es la pobreza de tanta gente víctima de la injusticia estructural de la economía mundial’. ‘Y tanto pobres que se avergüenza de decir que no llegan a fin de mes. Pobres de clase media, que van a escondidas a las Cáritas a pedir ayuda.

Los pobres son muchísimos más que los ricos’. ‘Luego lo que dice Jesús es verdad. ¿Me acuerdo yo de esta realidad, sobre todo de la realidad escondida? Recuerdo que, en Buenos Aires, me dijeron que el edificio de una fabrica abandonada estaba habitado de una quincena de familias que habían llegadoallí.

Fui allá. Eran familias con niños y habían cogido cada una una parte de la fábrica. Vi que una familia tenía muebles buenos, de clase media y televisión. Se fueron allí, porque no podían pagar la hipoteca. Los nuevos pobres. L a injusticia de la organización económica y financiera, que los lleva allí’. ‘Tantos.

Los encontraremos en el juicio y la primera pregunta que nos hará Jesús es: ¿Cómo vas con los pobres, les diste de comer, les visitastes, fuiste a verlos al hospital.? En ellos estaba Yo. Por eso seremos juzgados. No seremos juzgados por el lujo o los viajes o la importancia social que tenemos, sino por nuestra relación con con los pobres.

Si hoy ignoro a los pobres y los margino, creo que no existen, el Señor me ignorará el día del Juicio’. ‘Cuando Jesús dice ‘a los pobres siempre los tenéis con vosotros’, quiere decir ‘Yo estoy siempre con vosotros en ellos’. Y eso no es ser comunista. Es el centro del Evangelio. Hasta el punto de que seremos juzgados por esto’.

: Papa: ‘Cuando Jesús dice ‘a los pobres siempre los tenéis con vosotros’, quiere decir ‘Yo estoy siempre con vosotros en ellos’.

¿Qué hizo Jesús frente a la pobreza?

Jesús ayudó a las personas necesitadas Ayudar como lo hizo Jesús Cuando estuvo en la tierra, Jesús sanó a las personas que estaban enfermas, alimentó a las personas que tenían hambre y consoló a las personas que se sentían solas. Jesús también enseñó a Sus discípulos a ayudar a los demás. Dijo que debían dar alimentos, agua y ropa a las personas a las que les hacía falta, y les dijo que visitaran a las personas que estuvieran solas. Mi familia ministra a la hermana Rosa. La hermana Rosa tiene 90 años, así que no puede salir de su casa. Ayudo a mi papá a cargar y transportar leña para Rosa. ¿De qué manera tratas de ayudar a los demás como lo hizo Jesús? Escríbenos y cuéntanos. : Jesús ayudó a las personas necesitadas

¿Qué dice el Nuevo Testamento acerca de la riqueza y la pobreza?

Referencias a la pobreza y la riqueza en los Evangelios – La vocación de San Mateo, por Caravaggio, 1599. En los Evangelios Jesús aparece frecuentemente desafiando las convenciones sociales judías de su época al tratar con ‘pecadores’, como son los recaudadores de impuestos ( Zaqueo, Mateo -también llamado Leví-).

  • Vio a un hombre llamado Mateo, sentado en la oficina de los tributos, y le dijo: ¡Sígueme! Y levantándose, le siguió.
  • Y sucedió que estando El sentado a la mesa en la casa, he aquí, muchos recaudadores de impuestos y pecadores llegaron y se sentaron a la mesa con Jesús y sus discípulos.
  • Y cuando vieron esto, los fariseos dijeron a sus discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los recaudadores de impuestos y pecadores? Al oír El esto, dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos.

Mas id, y aprended lo que significa: ‘Misericordia quiero y no sacrificio’; porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores. Entonces se le acercaron los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos, pero tus discípulos no ayunan? Y Jesús les dijo: ¿Acaso los acompañantes del novio pueden estar de luto mientras el novio está con ellos? Pero vendrán días cuando el novio les será quitado, y entonces ayunarán (Mateo 9:9-15).

El desprecio a los bienes materiales (cuyo apego se asimila a la idolatría ) aparece varias veces en los Evangelios en las palabras y actos del propio Jesucristo ( No sólo de pan vive el hombre, Apártate de ahí Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor Dios tuyo, y a él sólo servirás -Mateo 4:1-11, tentaciones de Cristo -; Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones -Marcos, 11:17, expulsión de los mercaderes del Templo -; Nadie puede servir a dos amos,

No se puede servir a Dios y a Mammón —Lucas 16:13, Mammón es la palabra aramea para «riqueza», pero también se personifica como el demonio de la avaricia, y en muchas traducciones de la Biblia se traduce como «dinero»—; Al césar lo que es del césar ​ -Mateo 22:21-; ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero y perder su alma? -Marcos, 8:36-; Mi reino no es de este mundo -Juan 18:36-).

Aunque no siempre en un sentido que permita identificar su postura de forma evidente:

  • Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme. Pero al oír el joven estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes. Y Jesús dijo a sus discípulos: En verdad os digo que es difícil que un rico entre en el reino de los cielos. Y otra vez os digo que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios. Al oír esto, los discípulos estaban llenos de asombro, y decían: Entonces, ¿quién podrá salvarse? Pero Jesús, mirándolos, les dijo: Para los hombres eso es imposible, pero para Dios todo es posible. Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué, pues, recibiremos? Y Jesús les dijo: En verdad os digo que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, os sentaréis también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel. Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Pero muchos primeros serán últimos, y los últimos, primeros (Mateo 19:21-30, ​ pasaje denominado habitualmente ‘ Jesús y el joven rico ‘ ​).
  • ‘Estos últimos han trabajado sólo una hora, pero los has hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y el calor abrasador del día.’, ‘Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no conviniste conmigo en un denario? Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último lo mismo que a ti. ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo porque yo soy bueno?’ Así, los últimos serán primeros, y los primeros, últimos (Mateo 20:12-16, ​ pasaje denominado habitualmente parábola de los viñadores ​).
  • Siervo malo y perezoso, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Debías entonces haber puesto mi dinero en el banco, y al llegar yo hubiera recibido mi dinero con intereses. Por tanto, quitadle el talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y al siervo inútil, echadlo en las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el crujir de dientes (Mateo 25:26-30, ​ texto conocido como parábola de los talentos ). ​
  • ‘Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.’, ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber?,’, ‘En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.’, ‘Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer, tuve sed, y no me disteis de beber, En verdad os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de los más pequeños de éstos, tampoco a mí lo hicisteis.’ Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna. (Mateo 25:34-46, ​ pasaje conocido como parábola del juicio final ). ​
  • Vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis. (Mateo 26:7-11). ​

Cristo en casa de Simón el fariseo, por Dirk Bouts, 1440. En esa escena, una mujer, identificada tradicionalmente con María Magdalena, perfumó los pies de Jesús con sus cabellos. Además de su relación con el tema de la riqueza y su posible uso, la escena comparte el simbolismo del perfume con otras de los evangelios, donde también aparece la relación de Jesús con las mujeres,

  • Ha quitado a los poderosos de sus tronos; y ha exaltado a los humildes; a los hambrientos ha colmado de bienes y ha despedido a los ricos con las manos vacías (Lucas 1:52-53, ​ pasaje habitualmente denominado Magnificat ).
  • Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Bienaventurados los que ahora tenéis hambre, porque seréis saciados. Alegraos en ese día y saltad de gozo, porque he aquí, vuestra recompensa es grande en el cielo, Pero ¡ay de vosotros los ricos!, porque ya estáis recibiendo todo vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre (Lucas 6:20-25, ​ pasaje denominado habitualmente bienaventuranzas ).
  • Guardaos de toda forma de avaricia; porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes. La tierra de cierto hombre rico había producido mucho. Y pensaba dentro de sí, diciendo: ‘¿Qué haré, ya que no tengo dónde almacenar mis cosechas?’ Entonces dijo: ‘Esto haré: derribaré mis graneros y edificaré otros más grandes, y allí almacenaré todo mi grano y mis bienes. ‘Y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes depositados para muchos años; descansa, come, bebe, diviértete.’ Pero Dios le dijo: ‘¡Necio! Esta misma noche te reclaman el alma; y ahora, ¿para quién será lo que has provisto?’ Así es el que acumula tesoro para sí, y no es rico para con Dios. Por eso os digo: No os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que la ropa. Porque los pueblos del mundo buscan ansiosamente todas estas cosas; pero vuestro Padre sabe que necesitáis estas cosas. Mas buscad su reino, y estas cosas os serán añadidas. Vended vuestras posesiones y dad limosnas; haceos bolsas que no se deterioran, un tesoro en los cielos que no se agota, donde no se acerca ningún ladrón ni la polilla destruye. Porque donde esté vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón. (Lucas 12:15-34, ​ que contiene la llamada Parábola del rico insensato ​).
  • Todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille será ensalzado. Cuando ofrezcas una comida o una cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos, no sea que ellos a su vez también te conviden y tengas ya tu recompensa. Antes bien, cuando ofrezcas un banquete, llama a pobres, mancos, cojos, ciegos, y serás bienaventurado, ya que ellos no tienen para recompensarte; pues tú serás recompensado en la resurrección de los justos (Lucas 14:11-24, pasaje habitualmente denominado Parábola del banquete de bodas ). ​
  • Mira, por tantos años te he servido y nunca he desobedecido ninguna orden tuya, y sin embargo, nunca me has dado un cabrito para regocijarme con mis amigos; pero cuando vino este hijo tuyo, que ha consumido tus bienes con rameras, mataste para él el becerro engordado, Hijo mío, tú siempre has estado conmigo, y todo lo mío es tuyo. Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque éste, tu hermano, estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado (Lucas 15:29-31, pasaje habitualmente denominado Parábola del hijo pródigo ). ​
  • Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez. Y un pobre llamado Lázaro yacía a su puerta cubierto de llagas, ansiando saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; además, hasta los perros venían y le lamían las llagas. Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: ‘Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.’ Pero Abraham le dijo: ‘Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía (Lucas 16:19-25, ​ texto habitualmente conocido como Parábola del rico epulón y el pobre Lázaro ).
  • Zaqueo, que era jefe de los recaudadores de impuestos y era rico, trataba de ver quién era Jesús; pero no podía a causa de la multitud, ya que él era de pequeña estatura. Y corriendo delante, se subió a un sicómoro para verle, porque Jesús estaba a punto de pasar por allí. Cuando Jesús llegó al lugar, miró hacia arriba y le dijo: Zaqueo, date prisa y desciende, porque hoy debo quedarme en tu casa. Entonces él se apresuró a descender y le recibió con gozo. Y al ver esto, todos murmuraban, diciendo: Ha ido a hospedarse con un hombre pecador. Y Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes daré a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo restituiré cuadruplicado. Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa, ya que él también es hijo de Abraham; porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido. (Lucas 19:2-10). ​

¿Qué dice en el Salmo 41?

Salmo de David.1 Bienaventurado el que piensa en el a pobre;en el día malo lo librará Jehová.2 Jehová lo guardará, y lo mantendrá con vida y será bienaventurado en la tierra;y no lo entregará a la voluntad de sus enemigos.3 Jehová lo sostendrá en el lecho del dolor; a ablandará su cama en la enfermedad.